DEMODICOSIS

26 de January del 2017

Hola de nuevo amigos, estamos una semana más en nuestro blog para hablaros en esta ocasión, de la demodicosis canina.

 

-          ¿Qué es la demodicosis? Pues es una infección producida por el ácaro Demodex canis. Este ácaro forma parte del ecosistema cutáneo de los perros, y en algunas ocasiones cuando prolifera en exceso, provoca una infección cutánea que puede ser local o generalizada.

 

-          ¿Cuáles son los síntomas? Como hemos dicho, Demodex canis forma parte de la flora cutánea y no provoca ningún síntoma. Cuándo causan enfermedad pueden ser por distintos factores y la curación no se consigue sólo eliminando a los ácaros. En cachorros por ejemplo, se curan de una infección cuándo su sistema inmune está totalmente desarrollado. Como hemos dicho anteriormente, existen dos tipos de demodicosis:

Localizada: aparece en perros de menos de dos años, las lesiones son muy características, como inflamación y alopecia de la piel, puede haber prurito y descamación. En perros jóvenes suele haber remisión espontánea.

Generalizada: Afecta a toda una región del cuerpo. Puede haber distintas lesiones como comedones, piodermas profundas, forunculosis, alopecia, prurito, etc. Suele haber un factor predisponente como una nutrición deficitaria, estrés, celo, etc. Además puede asociarse a otras enfermedades como hipotiroidismo, hiperadrenocorticismo, leishmania, etc.

 

-          ¿Cuál es el diagnóstico? Se basa en los signos clínicos presentes y en la confirmación de raspados cutáneos. Estos deben ser profundos, ya que deben incluir algo de sangre o suero sanguinolento capilar, ya que Demodex canis vive en la luz del folículo piloso y en glándulas sebáceas. Una vez recogida la muestra, se mira al microscopio para confirmar el diagnóstico y diferenciarla de otros ácaros (ej: sarna sarcóptica).

 

-          ¿Cuál es el tratamiento? Existen diversos productos como pipetas que se aplican en la piel del animal o comprimidos por vía oral, para tratar las demodicosis. Se debe realizar un seguimiento tanto en el tratamiento como después de la curación, hasta que dos raspados cutáneos separados durante un tiempo determinado, sean negativos.

 

Para terminar deciros que si tenéis cualquier duda, podéis acercaros a cualquiera de nuestros centros donde os las resolveremos de la mejor forma posible.

Nosotros nos despedimos hasta el año que viene, y nos volveremos a ver en nuestra próxima entrada de blog. ¡¡¡Esperamos que paséis unas felices fiestas y feliz año!!!

 

Centro Veterinario Albekas y Centro Veterinario Gran Danés.